Coworking: Definición y consejos para crear un espacio

Coworking significa “trabajar juntos” en inglés. ¿Cuáles son las ventajas de esta forma de trabajar? Te lo explicamos todo.

¿Qué es un espacio de coworking?

Un espacio de coworking es un espacio de trabajo compartido que permite a los autónomos alquilar un puesto de trabajo y a las empresas alquilar varios, sin que los puestos estén necesariamente asignados.

Las suscripciones suelen ser mensuales,  pero algunos espacios también ofrecen fórmulas flexibles, permitiéndote venir a trabajar allí solo unos días a la semana, por ejemplo.

Convertido en una forma real de organizar el trabajo, el coworking también tiene como objetivo promover los intercambios entre usuarios, gracias a espacios amigables y tiempos de encuentro, creando en ocasiones comunidades de coworkers.

¿Por qué hacer coworking?

Los espacios de coworking ya han atraído a muchos autónomos y empresas. Esta forma de trabajar permite, entre otras cosas:

  • Conoce gente nueva y haz networking
  • Tener acceso a un entorno propicio para el trabajo , equipado y, en ocasiones, que ofrezca servicios adicionales
  • Ahorre costos de alquiler de espacio
  • Aprovechar los espacios de trabajo dedicados a diferentes actividades, a elegir según las tareas a realizar o su estado de ánimo: espacio abierto, espacios de convivencia, o cerrado, sala de descanso…
Coworking: Definición y consejos para crear un espacio
Coworking: Definición y consejos para crear un espacio

¿Quién utiliza los espacios de coworking?

Autónomos, start-ups, pero también grandes empresas , se codean en los espacios de coworking. Los primeros acuden allí a buscar contactos, los segundos abren sucursales regionales, alquilan salas de reuniones, etc.

Además, determinadas empresas que operan en modalidad totalmente remota ofrecen a sus empleados la posibilidad de teletrabajar en un espacio de coworking si no lo desean. así que hazlo desde casa.

Dónde hacer Coworking / Tipos de espacios

Si el término coworking hace referencia a una forma colaborativa de trabajar donde personas de diferentes empresas y con perfiles variados comparten un mismo espacio de trabajo, también engloba una tipología de espacios más amplia:

Café coworking

Los “coworking cafés” son cafeterías que ofrece alquiler de estaciones de trabajo por días o por horas.

A menudo, se ofrecen paquetes flexibles: los consumidores pagan por el tiempo empleado y no por el consumo, a diferencia de los cafés tradicionales.

Coliving

El coliving es una extensión del concepto de coworking. Designa un lugar híbrido entre un lugar de trabajo y un lugar de vid.

El espacio se divide entre viviendas, espacios de trabajo y zonas comunes de encuentro, intercambio y diversión.

Las tarifas a menudo se fijan mensualmente, como en un alquiler tradicional.

Centro de negocios

Un centro de negocios es un gran espacio que proporciona todo el equipamiento necesario para el funcionamiento de un negocio: oficinas amuebladas y equipadas, conexión a Internet, impresoras, retroproyectores, salas de conferencias, etc.

A diferencia de un espacio de coworking, el centro de negocios enfatiza la ubicación, no los servicios o la comunidad.

Estructuras de soporte

Las estructuras de apoyo ayudan a las empresas jóvenes en la fase de diseño o lanzamiento. Dependiendo de su tipología (aceleradoras, incubadoras, incubadoras de empresas, startups de estudios), ofrecerán varias soluciones que van desde el alojamiento simple, el asesoramiento y la financiación.

Su objetivo es ayudar en el desarrollo de proyectos y brindarles las mejores condiciones para prosperar.

¿Cómo crear un espacio de coworking?

Para crear un espacio de coworking, es fundamental elegir una ubicación accesible y, mejor aún, cuya practicidad sea una ventaja: cerca de una estación de tren, por ejemplo.

Una vez elegido el distrito y el local, habrá que dotarlo de mobiliario ergonómico así como de la más completa gama de servicios y espacios posibles: cocina, taquillas seguras, internet de fibra, climatización, material deportivo…

Por último, piensa en la comunidad que te gustaría crear alrededor de tu espacio y anticipa operaciones de comunicación y futuros eventos de networking.

¿Cómo rentabilizar un espacio de coworking?

Un ambiente de trabajo agradable y un servicio de calidad son las primeras garantías de la rentabilidad de un espacio de coworking.

También hay que pensar en adaptar sus precios de suscripción según el sector geográfico y su oferta.

Más allá de estos requisitos previos, se pueden considerar algunos puntos para rentabilizar un espacio de coworking:

  • Ofrecer servicios pagos adicionales, como alquiler de computadoras o domiciliación comercial
  • Abrir el alquiler de salas de reuniones y salas de conferencias a no socios
  • Diversificar su oferta, ofreciendo clases de deporte dentro del espacio de coworking, o abriendo un bar o un servicio de catering.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *